Saltar al contenido

Tardaremos un tiempo en conocer las consecuencias reales del tuit de Hawkers México. La empresa ilicitana se tomó su tiempo para dar respuesta a una crisis. De la suerte de vivir en directo su crisis, comparto tres cosas que he aprendido.

El pasado 9 de noviembre Hawkers México publicaba un tuit hilarante sobre la victoria de Donald Trump y las posibles consecuencias para los mexicanos. Durante unas cuantas horas, el mensaje "Mexicanos, pongase estos lentes para que no se les noten los ojos hinchados mañana en la construcción del muro" estuvo circulando sin problemas. La familia Hawkers vivía feliz en España y se fue a dormir; pero de madrugada -siempre horario Madrid-, los teléfonos encontraron respuesta en David Moreno, director creativo. Por como lo contó él a los cientos de alumnos de Publicidad y del Master de Marketing de la UA, el Community del otro lado del Atlántico estaba al borde la desesperación. Checo Pérez, piloto de Fórmula 1, no había descolgado el teléfono, ni mandado un mail a uno de sus patrocinadores. Checo cogió el móvil y públicamente había anunciado su ruptura con la marca de gafas.

Tuit de Hawkers México y respuesta de Checo Pérez
Tuit de Hawkers México y respuesta de Checo Pérez

 

Móvil en mano, pijama puesto y al más puro estilo "creo que la hemos cagado", uno de los fundadores se marcaba un vídeo casero pidiendo disculpas sinceras. Asumió, sin duda, parte del problema. Él lo sentía de corazón y así lo decían en su hastag.

El problema de la viralidad es que va en dos direcciones y ellos estaban experimentado ambas -porque que yo sepa no han dejado de vender. Así que todo parecía indicar que suspenderían la charla organizada en la Universidad de Alicante para alumnos y ex alumnos que vivimos, unos más que otros, la puesta en escena de una crisis.

Por no hacerlo más largo, el tema trajo cola. Pude escribir una pequeña pieza para Alicante Plaza hablando sobre el momentazo "crisis". Una semana más tarde, los 'chicos de las gafas' anunciaron la creación de la Fundación Querido Sergio por Hawkers. La iniciativa arranca con pasta de por medio, lo que a todas luces, es un gesto obsceno en mi modesta opinión, porque me recuerda al chandal que le regaló un ex marido a su mujer cuando le puso los cuernos con otra. Quizás a ellos, les dé resultado porque son trasgresores natos. Espero que sí.

Así que, ahora que el mundo y una humilde servidora, ya conocen el desenlace de la primera parte, tengo que confesar haber aprendido tres cosas:

  1. Genialidad y naturalidad expositiva. Me encantó como contaron lo sucedido. De todas las versiones que se pueden contar en una situación tan tensa, es de agradecer que los 'presionados" (medio mundo les buscaba) fueran fieles a su palabra. Nos explicaron una situación que les estaba machacando como nunca lo había hecho otra. Es uno de los puntos que tendrán a su favor. Es un sello de autenticidad, difícil de entender y al tiempo, admirable en todo su concepto, sobre todo, cuando el muro se te está viniendo encima.
  2. Proporcionalidad Out. Crecer de la manera que lo ha hecho Hawkers y conseguir lo que han conseguido en el mercado online ha debido mover los conceptos de proporcionalidad. Me chocó en todo momento, que 3 de los 4 fundadores estuvieran allí con una parte de su equipo de comunicación. Uno de ellos, cualquiera, porque todos sabían conectar con el público allí presente hubiera sido suficiente para hablarnos de su historia increíble. No acaba de entender cómo si el problema era tan brutal estaban allí y no resolviendo. Sí es cierto que el director de Marketing Pablo Sánchez se marchó en cuanto llegó el creativo, pero ver desfilar a unos y a otros, dejaba un estrecho margen entre lo original y el precipicio que es toda crisis.
  3. Aprender a vivir en la espiral del nosotros mismos. No tardó mucho el director general Paco Pérez en despreciar a los 'periodistas' como colectivo, usando la vieja técnica de "no creas lo que lees porque ellos no saben lo que dicen". Con esa misma tensión, despreciaron las ayudas que, al parecer, les estaban ofreciendo empresas de reputación. Entiendo que más que ayuda sería trabajo. Sin embargo, lo que me admiraba, pues había algo de "made your self", ocultaba la gran empresa de comunicación (RGTogether) que trabaja para ellos y que, en ningún momento, revelaron en la charla.

Tampoco podíamos imaginar ese día que iban a borrar todos los tuits. Personalmente, quise responder a algunos que les insultaba, porque en ningún momento pensé que el tuit fuera ofensivo. Pudo ser ofensivo para algunos, aunque mensajes muchos más fuertes leí sobre Trump y lo que va a suponer para el mundo.

Saberse únicos, los hace grandes. Nadie les puede restar un milímetro de su logro. Sin embargo, olvidaron la humildad ante quienes fuimos a aprender de ellos.

¡¡Suerte en México, chicos!!

¿Cuánto vale nuestra navegación? Qué pueden llegar a pagarnos por nuestras cookies. El mercado quiere poner precio a los conejillos. Seguiremos pagando por navegar, pero, quizás, podamos sacarle partido a las horitas que echamos en Internet.

Hace unas semanas, Fundesem FBS organizó una charla sobre nuevas tendencias en marketing que impartió el equipo de la agencia Avante Marketing y Medios. Fue muy clarificadora; sobre todo, dejó bien claro la importancia que van a ir cobrando nuestros datos para la Red y, en el epicentro, del maremoto están nuestras cookies. El mercado de las 'galletas informativas' se ha abierto y pueden empezar a buscar agente para mover ese valor en bolsa.

Esa es una de las principales conclusiones que se pudo extraer de una cita que congregó a mucho marketero; pero, sobre todo, a mucho SEO y SEM. Avante hizo un buen repaso a la actualidad del Inbound marketing, le dieron una vuelta de tuerca al tema de los contenidos pagados y dejaron abierta la puerta del mercado cookie.

Uno de los puntos más interesantes que mostraron José Manuel Rodríguez y Jesús Suso fue toda su experiencia con los formatos RTB (Real Time Biddding). En USA, ya están trabajando en exterior y la verdad es que parece sacado de una película futurista. La compra programática es un nivel superior al Inbound marketing. Su velocidad y su capacidad de personalización la convierten en una herramienta muy potente que tiene como base las propias cookies del usuario. Sus gustos, nuestros gustos, cuando están en abierto son una fuente de información por la que las empresas pujan. Es la caza del cliente y es el eterno informe de las conversiones.

Desde luego la complejidad expuesta fue mucho mayor y, al final, me quedé con la sensación de que los procesos matemáticos -big data- han pasado del automatismo SEM de Google Adwords a una casuística mucho más compleja para analizar, aunque mucho más sencilla para lograr conectar con el usuario. Ganar su confianza y ahondar en esa sensación de ofrecer lo qué quieres es un reto en constante evolución para las agencias de marketing.

Todo el ecosistema que crea la compra programa, le resto tiempo al abordaje de la publicidad nativa y los nuevos desarrollos de vídeo. El poder de Youtube crece como la espuma. La moraleja de la charla fue, al menos para mí: Si cuidas tu imagen y sabes transmitirla en 20 segundos, no lo dudes y ábrete un canal de Youtube ya. Las cookies harán el resto.

El Tribunal Supremo condena a Ausbanc a publicar la sentencia en su Twitter y a retirar los insultos. Vuelve el "me lo escribes cien veces en la pizarra"  y, en mi cabeza, sólo puedo imaginar a Pineda escribiendo en su móvil como lo hace Bart Simpson en su pizarra al inicio de cada capítulo de su vida.

A nadie le ha sorprendido que el Tribunal Supremo condene a Luis Pineda, cabeza y cara visible de Ausbanc, por sus insultos y difamaciones continuas hacia el portavoz de FACUA-Consumidores en Acción Rubén Sánchez. La novedad no ha estado en el pecado, sino en la penitencia -Twitter. Treinta largos días le esperan a un personaje que sigue siendo mediático hasta en su condena.

Al margen de la historia que hay detrás, resulta reconfortante comprobar que la Justicia empieza a incluir las redes sociales en sus sentencias. La huella digital es un problema al que nos enfrentamos continuamente. Borrar insultos o barbaridades pasan por procesos largos y farragosos. Los dardos siguen colgados en la red.

Dar el paso e ir a un juzgado no está al alcance de todos. Sin embargo, es esperanzador, que uno de nuestros órganos judiciales más importantes, busque realmente la compensación para la víctima. Hace poco, la periodista de TVE Almudena Ariza también ganaba un juicio por difamación. El juez condenaba al acusado a borrar los comentarios ofensivos de su web, cosa que no ha hecho y que dudo mucho que haga, salvo nueva demanda.

Hay muchos más casos que no corresponden a personas famosas. Les invito a ir a un congreso sobre seguridad en el ciberespacio y se sorprenderán de las numerosos casos que quedan en el limbo. La gran ventana que son las redes sociales deja salir mucho aire fresco, pero también mucho rancio.

El paso que ha dado la Sala de lo Civil del TS sentará, a buen seguro, un precedente importante e interesante para proteger un derecho constitucional como el del honor. Este derecho no pertenece a un siglo pasado por más que lo veamos vapuleado cada vez que ponemos Gran Hermano o programas similares.

Las redes sociales han reformulado la brevedad y la síntesis. Las denominadas píldoras informativas ganan enteros como cabeceras de cualquier noticia o relato.

No es la primera vez que hablo de las denominaciones y estructuras comunicativas. Lejos de los anglicismos, está el nuevo 'boom' de todo aquello que para ser noticia, quiere ser algo más que un titular o tuit y que se instala como una cómoda manera de llamar a los breves.

La estructura piramidal más estricta parece que seduce a las redes sociales y a Google. El valor SEO que demos a estos breves formatos pueden ser claves a la hora de conseguir seguidores y fans. Sin embargo, lo que más me atrae de este nuevo éxito o moda es que tiene la más pura esencia del periodismo.

Evidentemente, no hay que despreciar sugerencias ni propuestas de nuestro amigo Google Trends. Al construir la noticia, las prioridades están claras, ¿por qué no van a estarlo al construir un relato? A diferencia de una noticia convencional, las píldoras tienen una construcción cerrada. Su corta extensión va a hacer muy difícil que podamos eliminar algún elemento final.

Directos, informativos o emocionales. Construir una buena píldora informativa significa que vamos a remarcar los principales datos, que daremos importancia a la novedad o la diferenciación -mira que le gusta esta palabra a los marketinianos. Por consiguiente, la extensión ajustada va a convertir al texto en el diamante en bruto. Cualquier community o departamento de marketing lo espera.

Bienvenidos al mundo de los breves. Bienvenidos a la fuerza de las palabras y descripciones directas. Eso sí, tengamos preparada la explicación, porque hay todo un mundo de imágenes que necesitan relato y precisan un tiempo distinto. No olvidemos que una imagen -"una buena imagen-, vale más que mil palabras. Ahora con un poco de suerte, sólo tenemos 100.

El texto de la píldora informativa es la base para todo lo demás. Ya sabemos que el SEO manda; pero no olvidemos a los lectores, a los usuarios o a los clientes. Al final, escribimos para que nos lean, nos entiendan o nos quieran. Son píldoras informativas y también tienen su corazoncito.

En menos de una semana, un referente digital y una empresa consultora me han dicho que la provincia de Alicante carece de informáticos especializados. Hay una demanda que no se cubre, ergo, hay trabajos sin ocupantes. Se busca especialistas.

El dato no sería tan relevante, sino fuera porque el paro juvenil está a unos niveles inaguantables -más del 50%. Es, también, difícil de encajar porque tenemos una universidad como la UA bien posicionada en este sentido.

Las pregunta son: ¿Qué estamos enseñando?, ¿alguna empresa pasa sus necesidades a la Politécnica? Mantengo una relación cordial con los ordenadores y con la tecnología en general. Disfruto con la fotografía, pero, hoy el cuerpo me pide montar un curso de especialista en lo que sea que ustedes necesitan en sus empresas. Seguro que encontramos financiación y seguro que, más de un alumno, está dispuesto a pagar una cantidad equivalente a un par de meses de su sueldo.

El equilibrio entre la demanda y oferta laboral siempre me ha parecido un tema interesante, porque dice mucho de nosotros. Cuenta mucho de nuestros padres y se puede resumir en las declaraciones de Antonio Banderas en El Hormiguero sobre lo de ser funcionarios y no emprendedores: "Se hace país con gente que se la juega".

Creo que esa tendencia hacia la administración está cambiando, aunque la falta de motivación e incentivos continua siendo palpable. El miedo a perder, la maraña burocrática y la incertidumbre pesan aún más que todo lo demás. No hablemos de la zona de confort, de los horarios intensivos de mañana, de los beneficios sociales, de la garantía de cobrar todos los meses ... de una vida laboral que te deja construir tu otra vida sin a penas sacrificios. Bendita sociedad del bienestar. 

Esta idea contrasta con los continuos mensajes motivadores y frases como las de Javier Jiménez, director del Máster de Dirección de HotelesQué has hecho para vender hoy. Después de estas dos noticias, voy a versionar su pregunta: Qué has hecho hoy para especializarte. Maldita sociedad del bienestar.